home
archive · forum   
themes literature agenda archive anthology calendar links profile


español  Alternativa al Monismo-Dualismo

Jorge Krieger, emailnacho_krieger@yahoo.com.ar, 07.03.2003, 05:56



Hola Amigos
Es una suerte encontrarlos.

El tema que ocupa actualmente mis devaneos, es monismo-dualismo.
Quisiera, aprovechando el intervalo en vuestro foro, presentarles ordenadamente mis devaneos, para enriquecer mis ideas con vuestras críticas.
Considero necesario, para calmar los ímpetus provenientes de cualquier monismo, contarles que en diferentes etapas de mi vida, he congeniado tanto con uno como con otro, y luego de agotar los argumentos físicos y lógicos-continuos, recalo actualmente en este análisis.

EL CONECTOR C

Un camino alternativo al monismo-dualismo.

Definamos tres sistemas: el  A, o espiritual, el B, o físico y el C.
Sea: a = un elemento de A, b = un elemento de B, c = un elemento de C

Particularidades y Relaciones
1-Postulemos la existencia de B y de A.
2-b tiene un potencial evolutivo
3-b puede o nó, adquiri cierto nivel evolutivo., llamémosle condicional  evolutivo de b, abreviado  “condicional Eb ”
4- Si un b cumple con el condicional Eb, será designado b cero, abreviado “bo”

Propiedades del Conector c.
1-El elemento c tiene la potencialidad de ser a y bo.
2-El elemento c tiene una propiedad, llamada “conectividad abo”, que le permite transportar información entre  bo y a.
3-El conector c tiene la propiedad de “direccionalidad a”, a saber : transporta información desde bo hacia a.
Cuando c adquiere información de bo, c es bo y cuando entrega información en a, c es a. Esto es necesario para la independencia del sujeto y la constitución del “ser”. Si c tuviese doble direccionalidad, es decir, que también transportase información desde a hacia b, el sujeto se indeterminaría.
4- El conector c actúa únicamente entre a y bo.

Definición de sujeto y de objeto usado precedentemente
1-El sujeto  será   “a unión bo unión c” es decir aUboUc = sujeto ( pues  bo cumple  con un cierto nivel del  condicional Eb)
2- aUbUc=objeto (pues  b  no cumple con el nivel del condicional Eb)
3-El nivel precedente, que posibilita el ensamble en un sujeto humano, será el nivel cero.

LA JUSTIFICACIÓN DEL CONECTOR C

Imaginemos que nuestro sujeto  observa un árbol (un objeto perteneciente a B) y que este objeto b, mutatis mutandis, es una idea (concreta y expontánea) en un sujeto.

Quedan limitadas entonces, dos instancias  totalmente diferenciadas. Por un lado, un objeto b influyendo sobre  bo (ambos pertenecientes a B) y por el otro, el sujeto tomando conciencia de esta influencia en bo.
En el ámbito de la primera instancia, los fenómenos de índole material dan cuenta del proceso, y son independientes de nuestra conciencia.
En la segunda instancia, se transfiere información desde bo hacia el ámbito de la conciencia del sujeto.
Cuando pretendemos, partiendo del b árbol, extender la causalidad y  concluir  mediante un proceso lógico conectivo y continuo, en la idea que del árbol tiene el sujeto, nos encontramos con una barrera infranqueable.
Me apoyo en tres principales argumentos, para sostener que esta barrera es tal, también al ámbito de nuestra potencialidad lógica y en consecuencia, debemos recurrir a un “comodín”, el conector c, para conectar a B con A, por “fuera” del plano A unión B.

ARGUMENTO 1 (Límite indefinido)
Esta  barrera no está unívocamente determinada, pues depende de donde empezamos el análisis:
Si “tendemos” a ella, desde y con elementos de B,  cualquier conclusión debe estar en B (al menos que postulemos un elemento que no pertenece a B).
Si “tendemos” a esta barrera desde A, cualquier conclusión debe estar en A (al menos que postulemos un elemento que no pertenece a A).
(Reconozco la falacia en este razonamiento, pero recuerden que postulo la existencia de al menos A y de B)
Sin embargo la idea del b árbol es cierta. Supongamos en consecuencia, que existe un tercer elemento c, encargado en convertir la perturbación árbol de bo (en el ámbito de B), en idea del árbol, en el ámbito del sujeto.
Con lo cual diremos  que el límite entre ambos sistemas A y B, es el conector c.

ARGUMENTO 2 (El reconocimiento del otro)
De existir una propiedad, ya sea perteneciente a A, o a B, o a la unión de A con B, que permita trazar un camino causalmente continuo entre a y bo, haría que el tránsito a travéz de esta barrera, torne indistinguible el sujeto (del objeto) pues si se  reconocen como uno, no podrían compararse con el otro.
En consecuencia, no es válido asociar igual universo, a los fenómenos que propician una interconectividad lógica deductiva que explique alguna materialidad, tal es bo,  que a los elementos de A. Si aceptamos que pertenezcan a universos (A y B) diferentes de cosas, es índice de la discontinuidad existente, para todo propósito, entre bo y a. Diremos entonces, que el nexo entre una potencialidad de B con alguna potencialidad de A, no pertenece al plano de B unión A.
En consecuencia, el tránsito por esta barrera, debe ser una imposibilidad, incluso para nuestra potencialidad lógica.

ARGUMENTO 3 (La percepción del “yo”)
El sujeto, surge de la union de a con bo mediante el conector c.
Una disfuncionalidad de bo, tal es la eliminación del nivel  cero, que propicia la unión  aUboUc, solo causa la disfuncionalidad del sujeto, es decir la eliminación de la percepción de este yo, de la conciencia, producto de esta unión.
En este sentido, la conciencia del ser, la percepción del yo, está ligada también a la potencialidad material.  Reconocimiento que no implica la eliminación de a y por ende de potencialidades espirituales de A.

Kurt Gödel demostró, mediante dos teoremas, que es imposible probar que todas las inferencias son verdades dentro de un campo dado. Incluso el aritmético. Para ello, precisamos imaginar un campo de órden superior (y así sucesivamente).
Es decir que una contradicción lógica es subyacente a cualquier sistema, en cuanto se tenga por absoluto y único.
Esta contradicción lógica que subyace en el fín de todo constructo racional de un absoluto, es responsable de la percepción del “yo” pues genera una discontinuidad tanto si postulamos un monismo desde A , desde B o un dualismo al considerar A U B.
Aún, ignorando la dualidad establecida en un principio, y partiendo de un monismo, esta barrera límite de la lógica, es índice de “otro lado”, otra cosa: de la división del sujeto. Y si por cierto damos, a la materia, precisamos el otro lado, algo que ya no es una potencialidad de ella, algo que es otro, trascedental al sujeto. Llamémosle espíritu