home
archive · forum   
themes literature agenda archive anthology calendar links profile


español  filosofia ¿Existe el Todo o Dios?

Ignacio Díaz: emailnache69@mixmail.com, 14.05.2001, 20:56
Original: español  filosofia żExiste el Todo o Dios? (chemar), 24.04.2001, 17:44



Bueno, os dejo una reflexión mía acerca del Dios de Santo Tomás y seguidores, y luego otra sobre el porqué de la necesidad de crear un Dios... soy un mero aficcionado, encontrareis muchos fallos, pero me gustaria saber vuestra opinión. Si queréis contestad al e-mail.

Aquí las dejo:


"He estado leyendo a Sto. Tomás, cosa que os recomiendo que hagáis aunque no seáis creyentes.

El caso es que llegué a la vía de los seres contingentes para probar la existencia de dios... llegué y dije: "ni una más Santo Tomás".

¿Os dais cuenta de que deja a la raza humana como una escoria?. Es decir, existe un ser contingente, que está creado por otros seres contingentes que son su causa inmediata, y esos a su vez por otros, y estos por otros... y como no podemos llevar la causa hasta el infinito, tiene que haber un ser absolutamente necesario que es dios.

Esto viene siendo lo que dice Tomás en su Summa Theologica. El caso es que me planteé unos dilemas acerca de esto. Vamos por partes:

Primero, no puedo comprender cómo alguien puede calificar a un ser humano de contingente. Contingente se define como un adjetivo que indica "que puede suceder o no sin alterar el curso de un acontecimiento". Parémonos en la definición un segundo porque puede resultar importante. Tomás nos dice que existen seres contingentes en contraposición a uno necesario que es dios. Es decir, lo que Tomás nos dice, es que todos los seres distintos de dios, "pueden suceder o no", esto es, que si no existiesen estos seres no alterarían el curso de ningún acontecimiento. ¿Acaso para Tomás un mundo sin seres sería exactamente el mismo mundo?. Vamos, que parece que en realidad los hombres no son más que un jarrón lleno de flores que decora la casa de un dios que realmente es el único que merece la pena.

Pero aparte de esto, que es un radicalismo por mi parte, podríamos entender de Santo Tomás, que dios sería la causa última y el creador de un primer humano... o de una primera pareja de humanos, porque sin dos humanos no habría un tercero. Ante esto veo otra objeción, si el primer humano (aún siendo creado por dios), ya era contingente... ¿acaso la humanidad entera no lo sería?.

Porque cuántas veces nos hemos hecho la pregunta... ¿qué nos llevaríamos a una isla desierta?, pues los más enamorados y románticos (me incluyo) se llevarían a su pareja (como no la tengo no me incluyo), pero... ¿acaso también ellos, en caso de guerra nuclear, si fuesen los únicos supervivientes de la tierra, serían contingentes?. ¿Fue contingente el Doctor Fleming, descubridor de las propiedades del hongo de la penicilina, para aquellos que sufrían tuberculosis?. Vamos más allá... ¿fue contingente el propio Santo Tomás para mí que estoy hablando ahora de sus escritos?... ¿Somos contingentes nosotros, unos desconocidos, para los niños de África que se mueren de hambre para que podamos seguir llamándonos primer mundo?. Sinceramente, creo que no. De hecho, Cristóbal Colón descubrió América... y si no fuese por él... ¿se habría descubierto?... la pregunta suena boba porque con los medios que hay hoy... ¿y los que inventaron esos medios que hay... eran contingentes?. Os dejo la pregunta en el aire.

La última parte de la vía de Santo Tomás (creo que es la tercera, no me levantaré a mirarlo), dice que "como no podemos llevar la serie de causas hasta el infinito, tiene que haber un ser necesario, que es dios".

Para mí tiene dos fallos. Uno, es querer (como la mayoría de los filósofos) acabar con las dudas de una vez por todas... lo que mataría la filosofía que se basa precisamente en eso. Y el segundo es el siguiente:

¿Por qué dice Tomás que no podemos llevar la serie de causas hasta el infinito?... Hay diversas explicaciones para eso:

Una puede ser, porque no podríamos ennumerarlas eternamente, y quiero pensar que alguien que es Santo, no diría eso nunca. Se supone que como católico que es, creerá en la vida eterna... ¿cuál es el problema entonces?.

El segundo, es la indeterminación del concepto de infinito. Es decir, que como no sabemos lo que es el infinito, no podemos dejar caer en él las causas... ¿No es otra contradicción?... ¿Acaso no pinta él a dios como infinito?. ¿Para qué se inventa a un personaje infinito, y le llama dios, pudiendo llamarlo simplemente "infinito" o "ilimitado"?.

Claro... esto siempre supone una contradicción para los que como Tomás no creen en el infinito. Si dios es infinito, la causa de los seres contingentes es infinita... por tanto... ¿no debería decir que la causa de todos los seres es infinita, y a esta, por motivos de facilidad de comprensión o de dominación de masas se dio en llamar dios?.

Por otra parte... si Tomás, como la mayor parte de la iglesia tenía una noción geocéntrica del universo, y como hemos demostrado, Tomás creía en dios, creía en el infinito... ¿tenía delimitado el universo como para saber que la tierra era el centro?. ¿No es cierto que para tener un centro se debe decir dentro de que entorno estamos hablando?. Por ejemplo, Madrid se puede considerar el centro de España... pero, ¿es Madrid el centro de Europa?. (Me refiero geográficamente). Del mismo modo pasa con dios. Yo sé que he nacido de mis padres, por tanto el centro de mi creación está en ellos... pero si son contingentes, como Tomás ha dicho, ¿acaso el centro de mi creación está en dios?... Si lo estuviera, ¿quiere decir que como mis padres son contingentes, cualquier otra pareja me hubiese tenido tal y como soy?, ¿quiere decir que dios es el que pone justo en el momento preciso la necesidad física del sexo en la raza humana para que juntándose, el espermatozoide necesario llegue en la milésima de segundo apropiada al óvulo adecuado para que yo nazca?... Si no lo creemos, bienvenidos a la humanidad... y si lo creéis... siento comunicaros que sois esclavos de un dios que infundirá en vosotros necesidades cuando le apetezca. Además, si pensáis eso... ¿por qué decimos que está mal matar a alguien?... al fin y al cabo todos somos contingentes, no vamos a repercutir en el transcurso de la historia... (conste que no opino así)."

"La vida, es como un camino, eso he dicho yo muchas veces, pero seguro que sin pensar la cantidad de caminos que recorremos a lo largo de ella. Unos son caminos propiamente dichos, sensibles y por los que pisamos; otros, son los caminos del pensamiento, eso que mucha gente cree que sale del cerebro; los poetas, dicen que del corazón; los creyentes del alma... y así podríamos continuar con las más diversas teorías, incluyendo conjunciones y disyunciones en las anteriores, o también metiendo a la sociedad que rodea al sujeto pensante. Las opiniones de esta sociedad, las modas, las costumbres, las virtudes, las "amistades", etcétera.

Todo esto para mí no es más que una falacia. Es cierto que la gente está influenciada, pero el término no es el correcto, ya que deberíamos decir esclavizada.

Recordemos: desde el punto de vista formal, o del lenguaje, el esclavo es aquel que no tiene vida propia, sino que su vida pertenece a otros. Pues del mismo modo ocurre con su opinión, su opinión es la que la mayoría de la sociedad que les rodea tiene, y ésta está directamente influenciada por la manipulación de la información que puedan recibir.

Por tanto, tenemos que tener claro, que el pensamiento, no es la opinión. Hay que diferenciarlos claramente. El pensamiento es aquel que no se manifiesta, el que se escapa de la opinión de la mayoría, y que sin embargo sí nos dice cómo es una persona realmente.

Para mí el pensamiento no sale de ningún sitio físico en concreto, porque es inmaterial. Para mí "el pensamiento es la perfecta expresión del ser de una persona".

Entonces, los pensamientos son los que hacen que conozcamos a una persona. No por sus gestos, ni su forma de vida, ni sus costumbres; sólo por su pensamiento. Esto nos ha de hacer pensar, que es necesario mirar más allá de los ojos de una persona, más allá de su mente, de su corazón... para llegar a su pensamiento.

Llegados aquí, la pregunta es obvia: ¿Cómo llegar a saber cual es el pensamiento de una persona?.

No es fácil, ni siquiera sé si será posible. Quizá eso sólo este en manos de algunos privilegiados, a los que la gente generalmente tachará de raros o locos, simplemente porque son los únicos de expresar en todo momento el pensamiento, su ser.

Los locos lo hacen porque no se dan cuenta. Pero en el caso de los raros hay que hacer dos distinciones:

Los raros impuros, que son aquellos que no se dan cuenta de lo que los demás creen que son. Estos son los que son raros porque no se adaptan a las costumbre, modas, etc. Los que la gente denomina raros porque no encuentra otra palabra mejor que los defina, pero sin darse cuenta del error que cometen, porque la palabra sería extraño.

Los otro son los raros puros. Se diferencian de los anteriores, en que saben lo que los demás opinan de ellos. Pero se dan cuenta de que no merece la pena cabiar por la opinión de la mayoría. Están contentos con lo que son, es decir, con su pensamiento. Están contentos con él, porque es su ser. Y no tienen miedo nunca a darle libertad, porque éste no puede dañar a nadie por ser el bien en esencia. No hay porque pensar que la verdad la tiene la opinión de la mayoría. Por tanto nunca sabremos cual es la verdad, ya que los seres humanos no somos objetivo por naturaleza, por lo que no se puede descartar ningún planteamiento, por descabellado que pueda parecer. Esto es lo que me lleva a decir que el pensamiento es el bien en esencia. Como no podemos distinguir el mal del bien, ¿por qué no pensar que todo pensamiento es bueno?. Si todo fuese malo no se avanzaría y la raza humana desaparecería.

Ahora, tiene que quedar claro, que los sentimientos profundos (no confundir con entidades físicas), son parte del pensamiento, y por ser el pensamiento el bien en esencia, y como no podemos concebir un todo bueno, que tenga dentro algo bueno (ya que es la bondad suprema), tenemos que darnos cuenta de que los sentimientos no pueden causar el mal. Lo que viene a demostrar que una persona no tiene malos sentimientos. Porque estos nunca son malos, debido a que una persona nunca tiene malos sentimientos hacia él mismo, los tiene hacia los demás y dejan de ser sentimientos en cuanto no es él el sujeto del sentimiento. Traslada el mal a la vida del otro. Por tanto el mal sentimiento será del otro. Lo que incita al ser humano a actúar mal, son los instintos nunca un sentimiento de venganza, ya que algo bueno no puede crear el mal. Por tanto no existe el sentimiento de venganza sino el instinto.

Entonces los sentimientos son buenos, y que son parte del pensamiento, y éste es la expresión del ser.

Pero cuando hablamos de ser, no podemos pensar en él como algo diferente en cada individuo ya que es el bien en esencia. Y el bien supremo, tiene que ser bien para todos los individuos, ya que si existiesen diferencias, el bien para unos sería el mal para otros, por lo tanto no sería el bien.

Como no se puede decir que una persona tenga malos sentimientos, tenemos que buscar en algún sitio el mal del instinto. Es obvio, que no puede venir del pensamiento, ni de los sentimientos. Y si el pensamiento como he dicho es el bien en esencia, se deduce fácilmente que la maldad del instinto, tiene que venir de algo contrario al pensamiento. Y ese algo, ha de ser algo que se oponga con firmeza a él, ya que el bien y el mal están siempre enfrentados, por eso, encontramos que la esclavización de las opiniones, y la manipulación de ésta por los agentes externos, puede ser una de las causas que lleva a las personas a actúar mal, ya que no las lleva a dejar escapar su ser, a darle rienda suelta a su pensamiento y expresar de ese modo el bien absoluto.

Así, sólo alcanzarán el pensamiento, aquellos que sean capaces de expresarlo en su estado puro, dando total libertad a sus sentimientos y anulando su instinto. Para ello, debería desesclavizarse de la opinión de la sociedad, y de todos modos, nunca alcanzaría la forma de expresar totalmente su pensamiento, ya que ningún hombre o mujer por naturaleza es perfecto, por lo que no será capaz de expresar el bien universal.

Para muchos, este bien universal, será Dios, pero si eso fuese cierto, que quizá pudiera serlo, debido a la universalidad del pensamiento, Dios tendría que ser único, y no podría hacer distinción alguna, ni esclavizar opiniones, por lo que no sería todopoderoso, lo que excluye de esta definición a todos los de las religiones actualmente conocidas."

Bueno, espero que hayan sido al menos entretenidas. Responded por favor, mi e-mail es nache69@mixmail.com.