home
archive · forum   
themes literature agenda archive anthology calendar links profile


español   Which Language / Idioma / Sprache?

Bertold Bernreuter: emailbernreuter@polylog.org, 09.01.2001, 19:03
Original: english  Which Language / Idioma / Sprache? (Peter Ebner-Clementschitsch), 06.01.2001, 14:08



Estimado Peter Ebner-Clementschitsch:

There have to be other forms of globalisation, not just the predominant economic-capitalistic way.

Sí, y en mi punto de vista hay que cuestionarlo críticamente si la globalización efectivamente siempre es inevitable. La globalización no es un fenómeno natural como sus protagonistas nos quieren hacer creer. Entonces la opción no sería buscar una globalización alternativa, sino alternativas a la globalización como tal. Aunque admito que, en esta búsqueda, el impacto global ya está allí.


I think this discussion forum should also promote the english language, although it is easier to write and discuss in his or her native language. This could garantee, that also people from Africa and Asia are not excluded from a real intercultural dialogue.

Para complicar su tema central le contesto igualmente en un idioma extranjero (para mí), sin embargo, no en inglés, sino en español. Aunque quizás no vaya a entender mi respuesta, permíteme realizar este ejercicio de interculturalidad.
Me gustaría hacerlo igual en árabe, suahili, hindi, chino, indonesio o cualquier otro idioma, pero sencillamente no los manejo. Además, y aquí necesitamos regresar al tema de la globalización, en especial al predominio del inglés en el internet, eso ni siquiera funcionaría en este foro de discusión porque únicamente soporta idiomas con alfabeto latino. Será un reto para el futuro desarrollar la técnica que permitiera mandar contribuciones en los idiomas hasta ahora excluídos.

Pues, el tema del idioma en el diálogo intercultural me parece uno de los problemas más graves del filosofar intercultural, ya que se necesita una decisión adelantada al diálogo mismo. Y aunque esta decisión se puede cuestionar y criticar durante el diálogo, esto siempre se dará sólo en un idioma determinado.

Bueno. Pienso que es otra cosa tener buena educación y buenas oportunidades, estando cerca al inglés (como es el caso con nosotros los alemanes o austriacos) que crecer en una región remota a las culturas europeas. Imagínese una persona radicada en el Alto Atlas de Marruecos, creciendo con un dialecto beréber. Para comunicar con gente de otros lugares de su región tiene que aprender el tachelheit, lingua franca beréber del Alto Atlas. Para comunicarse en su país tiene que aprender el árabe del Magreb, para la vida intelectual el alto árabe y el francés. Para llegar finalmente al inglés será entonces un camino muy largo.

Sin embargo, hay el deseo y la necesidad de comunicarse ahora, en el hoy y aquí. Para eso, el inglés seguramente puede ser muy útil, pero no es la única opción, no en todos los casos y no para toda la gente.

El problema se complica más cuando nos hacemos concientes de que no cualquier idioma se presta para expresar sus ideas. Como representa una elaboración cultural y por lo tanto una organización cultural determinada del saber, sólo con dificultad se puede articular el pensamiento de los integrantes de una cultura en un idioma ajeno, además si partenecen a una cultura muy distante.
Hay ejemplos famosos en filosofía de esta fatalidad - como el problema de cómo traducir el "tao" del chino clásico o el "dharma" del sánscrito; o también la "philosophía" del griego clásico. Por eso, el término "filosofía intercultural", en cierta manera, es una generalización improcedente, para decirlo así.
Ni hablar de la problemática de verse forzado usar justamente el idioma de los antiguos "colonizadores" o, mejor dicho, de los conquistadores. Aunque frecuentemente sí, muy paradójicamente, es la lingua franca de toda una nación (como es por ejemplo el caso en Nigeria).

En términos estrictos, el proyecto polylog, con sus apenas tres idiomas europeos, tiene entonces una fuerte carga eurocentrista. Pero por algún lado se tiene que comenzar. No me sabría otro camino que el intento pragmático de multiplicar los diálogos.

Un cordial saludo,
Bertold Bernreuter