home
archive · forum   
themes literature agenda archive anthology calendar links profile


español  Filosofía extragriega

Pablo Eugenio Cerone, emailpablocerone@hotmail.com, 17.12.2003, 14:50
Original: español  me pregunto (Lucia de la Cruz Color), 02.12.2003, 03:33



La discusión en torno a la existencia de una filosofía mexicana, argentina, venezolana o latinoamericana, se incluye en el marco de la discusión de la existencia de una filosofía extraeuropea (extragriega). Para poder abordar la cuestión es fundamental comenzar por articular una idea clara de Filosofía. Como lo han demostrado Platón y Aristóteles, el punto de partida de la misma es la realidad concreta e inmediata. Es decir, la Filosofía se va construyendo a medida que surgen problemas que atañen a la existencia humana y que demandan soluciones.
Hasta ahora he mencionado como se gesta la Filosofía, pero no he intentado explicar explícitamente qué es. Las respuestas a dicha inquisición son complejas y múltiples. Diré, simplemente, que la Filosofía es un modo de analizar los distintos tipos de conocimientos, clasificándolos al otorgarles una denominación y una valoración.
Ahora bien, retomando el asunto de la discusión de la posibilidad de la existencia de una filosofía extragriega puedo distinguir dos posiciones claras: la ahistórica y la histórica. La primera presupone que la dimensión ontológica de la filosofía (dimensión capital y exclusiva desde Parménides) dota a la actividad filosófica de un carácter universal, dado que se ocupará de desentrañar las vicisitudes del Ser. La segunda, en cambio, extiende su mirada sobre el Ser, pero lo hace situada desde un horizonte dinámico, que exige el involucramiento con lo próximo. Entonces, la cuestión de fondo es la problemática de la universalidad de la Razón.
Yo, al igual que Dilthey y Malinowski, considero ineludible el factor histórico –y tradicionista– que condiciona la manera que cada individuo tiene de aprehender la realidad. Puedo llegar a rozar los bordes del idealismo con semejante afirmación, pero prefiero esta solución momentánea a tener que volver a vestir la túnica, visitar el ágora, guerrear contra los persas y olvidar más de dos mil años de historia para poder filosofar. Por ello, intentar obviar el presente problemático y la herencia histórica resulta casi absurdo. Para llegar a lo universal es menesteroso comenzar de lo particular.    

Pablo Eugenio Cerone