home
archive · forum   
themes literature agenda archive anthology calendar links profile


español  LA LEY DEL SOL Y El Nuevo Paradigma.

Paulino, emailpaulinoalfeon@euskalnet.net, 07.06.2003, 21:47
Original: español  LA LEY DEL SOL (La Ley del Sol), 05.06.2003, 20:42



Saludos cordiales.

Tratando de completar ese paradigma.

Bueno, por mi parte trataré de encauzar el tema, ya me diréis por qué derroteros queréis llevarlo.

El viejo paradigma al que se aferra la mayoría del mundo científico, intelectual y/o religioso es el de los opuestos irreconciliables e inconexos:

Ciencia y religión, creer o no creer y tantos opuestos que son en realidad complementarios no son descifrados por incapacidad de comprender que todos los pares de opuestos son de la misma naturaleza aunque de distinto grado. El agua y el hielo tienen la misma naturaleza pero distinto grado de temperatura. La materia y la energía son materiaenergía y por tanto reversibles o susceptibles de convertirse el uno en otro como la razón y la intuición o el espaciotiempo en el no espaciotiempo y viceversa.

Las dos culturas opuestas e imperantes:

La cultura fragmentaria reduccionista cientifista está basada en la percepción/cognición del aislado hemisferio cerebral izquierdo; representan cierta miopía intelectual y espiritual.
Por el contrario, la cultura holística excesivamente lateralizada en el hemisferio cerebral derecho y aislada de su imprescindible contrapunto psicofisiológico viabilizador racionalista, resulta dar una visión o panorámica excesivamente alejada del detalle y su quimismo. Hegel y Heráclito comprendiron que la solución al viejo paradigma o caverna de Platón pasaba por el resultado sintetizador de toda tesis y antítesis afloradora de emergentes síntesis adaptativas y evolutivas.

Hoy la física moderna viene a plantear la paradoja y resolver el dilema de la complejidad:


Todo el viejo paradigma está representado en el par de opuestos complementario que es el Par Azar – Causalidad inequívocamente representado en la estructura del átomo.

· En el núcleo atómico tenemos la fuerza protónica centripetizante, que es agluitinadora o gravitatoria y en sentido psicofisiológico egocéntrica-egoista, fragmentadora racionalista y reperesentante de lo estructural másico y por ello de una lógica intelectual causal…

· Fuera del núcleo está el campo electrónico centrífugo, holístico e intuitivo altruista. Casi sin masa o estructura y por ello más holistico  y holográfico y semejante a lo Casual/Azaroso...


· En la superficie del núcleo atómico tenemos la fuerza neutrónica que une y separa la tesis protónica y la antítesis electrónica. Esta fuerza es neutralizante, modulante y sintetizadora. Actúa libre y coherentemente...

El átomo en conjunto es una unidad de acción sintetizadora de lo que es algo similar al azar y la causalidad. Esta tríada la tenemos en el cerebro con sus dos hemisferios cerebrales y el cuerpo calloso cerebral sintetizador de funcionaliades psicofisiológicas y nuevas culturas emergentes. También la podemos observar en las tres sustancias cerebrales: blanca, negra y gris.

Los cuantos de energía virtuales aparecen y desaparecen en el vacío no mensurable e incondicionado por nada mensurable... o causal...

Los fotones están instantáneamente correlacionados sin limitaciones de espaciotiempo.

La causalidad esencial no existe(debido a la discontinuidad cuántica) y el azar esencial o funcional tampoco como muestra el Umbral de Borel, además nadie a demostrado que exista el azar.

Sólo existe una especie de híbrido paradójico y parecido a una combinación (que no mezcla) de eso que llamaríamos metafóricamente azar y causalidad que no es en sí, ni algo ni nada... El resultado es coherencia libre.
Libre elección para dejarnos llevar u oponernos a las circunstancias y a la componente que tenemos de pensamientos y sentimientos vegetativos y lateralizados en uno y otro hemisferio cerebral.
Todo ello conforma una psicofisiología subcuántica-holográfica y otra de aspecto electroquímico más visceral o vegetativa... Es aquello de la conciencia subcuántica  o alma-voluntad que trata de regular al pensamiento y sentimiento vegetativo...con sus tendencias automátizantes...

Bueno, ya me diréis ...

Atentamente
Paulino.