home
archive · forum   
themes literature agenda archive anthology calendar links profile


español  Controversia Azar-Causalidad...

Gonzalo Basulto Ordoñez: emailgbasulto@lycos.com, 19.02.2002, 04:53
Original: español  "Solución" Controversia Azar-Causalidad... (Paulino María Iñigo), 12.10.2001, 16:59



Con todo respeto, creo de que la presentación en pares “polares” de algunos fenómenos y la extrapolación de esa aparente paridad a otros ámbitos, como podría ser el social, el psicológico o el biológico o incluso el metafísico, pueden resultar composiciones altamente poéticas y hasta bellas, pero también bastante desenfocadas de la realidad.
Creo que la realidad observable es muy distinta a la realidad resultante de la descripción que de ella hacemos. La realidad objetiva es perennemente distinta a la realidad ideal resultante del haber hecho pasar nuestras percepciones sensoriales por el filtro distorcionador de la palabra. La realidad objetiva esta en continuo cambio. En la realidad nada es igual a nada y en ultima instancia nada es nada (Entiéndase, nada tiene ni puede tener nombre).
Podemos calificar un objeto de acuerdo al grado en que cierta característica es parte de él, pero esta característica de cualidad es también función del tiempo y de los parámetros que usamos para crear esas diferencias de grado.
Somos los humanos los que hemos creado las clasificaciones que nos han ayudado y nos ayudan a ordenar las cosas para poder manejarlas. Somos los humanos, quienes gracias a una evolución milenaria y partiendo de una división “natural” entre las cosas (factores, elementos, condiciones) que nos rodean, hacemos una diferenciación entre lo “útil” y lo “indiferente” o “dañino”. Nuestra capacidad de ver diferencias (y sus extrapolaciones mas sofisticadas como son clasificar, agrupar, separar, contar...) puede no tener otro origen que la básica diferenciación que hacen los protozoos entre lo que es alimento o benéfico,  de lo que no lo es.
El pasar al plano moral o psicológico a partir de descripciones meramente físicas o viceversa, me parece una exageración propia de una cosmovisión medieval. Valida como recurso poético, pero vacua en cuanto se pretenda utilizarla como fundamento para explicar una realidad mas bien inmanente y altamente improbable de sintetizar en una trinidad de  palabras.

Gonzalo Basulto Ordoñez
Leon, Guanajuato, 18 de febrero de 2002